Cartografía del cuerpo en un espacio arquitectónico

La arquitectura como inspiración para la semiótica del cuerpo.

Como punto de partida, el impacto en la retina de un diseño arquitectónico, urbano o natural. La definición arquitectónica de un espacio, líneas, ángulos, curvas que permanecen vivas en el tiempo.
Historias del pasado y del presente, el momento: vidas, gentes y sucesos que flotan en otra dimensión. Una dimensión invisible pero presente, que se puede sentir… sobre el cuerpo, ahí, presente.

El cuerpo en ese espacio arquitectónico. La cartografía del movimiento será definida por una emoción y la emoción descubre y describe un camino donde el alma aflora y se conecta a una cartografía que discurre a través del espacio corporal y del espacio como en una dimensión de la nada.
Una nada llena de significados porque está habitada por historias, historias que impactan en el alma, realimentando el caminar por la cartografía del cuerpo, cuyo elemento de conexión a la realidad es el público y el espacio habitado por personas, en un tiempo real.
En esta definición de la cartografía del cuerpo por un espacio arquitectónico el público interviene de forma directa. Creándose una interrelación entre el cuerpo, el espacio arquitectónico y el público. Por lo que ese impacto visual del espacio arquitectónico se convierte en el hilo comunicador entre el cuerpo y el público, primero desde la semiótica del cuerpo hasta llegar al verbo.

El público y el tiempo, la espera. Solo la acción de estar y mirar como el tiempo pasa, como en un amanecer, en un espacio urbano o paisaje.
Y desde la improvisación la exploración de algo nuevo que sucede absolutamente impredecible e irrepetible para el público y el cuerpo.


“Qué es lo que en nosotros sueña lo que soñamos. Quizá los sueños son recuerdos que el alma tiene del cuerpo”.
(José Saramago, El Evangelio según Jesucristo).

“Cartografía del cuerpo en una arquitectura” es un trabajo escénico basado en una experiencia única e irrepetible entre el público y la artista,  dentro de un emblemático marco arquitectónico natural o urbano.
Este trabajo de experimentación se crea desde un diálogo entre el cuerpo, el espacio arquitectónico y el público, acompañado de un sonido, acorde a cada lugar y experiencia.
Y en cada experiencia, a medida que la confianza crece, intervendrán más elementos escénicos acordes y necesarios a cada espacio arquitectónico, convirtiéndose en una instalación. 
Este proyecto que la artista aborda, después de 20 años de trayectoria se basa en los pilares de sus procesos de creación coreográfica:
La improvisación, la importancia del espacio, su arquitectura, el público y la imagen.

 


La imagen, dibujar un mapa con todas las cartografías a través del objetivo de un fotógrafo:

En cada cartografía habrá un testimonio fotográfico, un trabajo de conexión entre la imagen y el cuerpo y el espacio arquitectónico.
Invitando para cada experiencia a un fotógrafo que testifique y que plasme con su objetiva, momentos, detalles, suspiros y emociones de cada una de las  experiencias.
Construyendo al final un recorrido, una línea de unión entre todos los territorios creando un mapa global de todas las cartografías del cuerpo en una arquitectura. Quedando plasmadas en un catálogo.
Y creando, quién sabe, un espectáculo que necesita del paso del tiempo.


Mapa de las Cartografías:


El Recorrido de los territorios comienza en Valladolid, para seguir en  Digne-les-Bains (Francia) y terminar en Lisboa,  pero en el camino aparecerán otros territorios donde desarrollar otras cartografías del cuerpo en un espacio arquitectónico, natural o urbano.

Cartografía del cuerpo en un espacio arquitectónico, Territorio Valladolid:

Desarrollo escénico y puesta en escena en residencia Artística:

Cada cartografía supondrá la creación de una puesta en escena diferente, construyéndose en cada espacio in situ, lo que supondrá realizar un trabajo previo a las presentaciones en un trabajo de residencia artística. Investigando y creando, dando forma, como en un cuadro a cada elemento donde prima:

…Y el cuerpo.
Con la Colaboración del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle Tac de Valladolid.

Google+